Experiencia hispanolusa

Durante el último fin de semana de noviembre he tenido el placer de acompañar a un grupo de personas procedentes de diferentes localidades de la provincia de Málaga. El recorrido, pues no ha sido en Mérida sino en Jerez de los Caballeros, Badajoz y Olivenza (localidades de la provincia de Badajoz) y Elvas y Monsaraz, ambas en Portugal.

Todos esos destinos tienen una historia muy interesante pues tienen carácter fronterizo y los permanentes conflictos hasta el S.XIX en la zona han hecho que existan castillos y fortalezas de gran interés:

Jerez de los Caballeros

Ciudad del suroeste de la provincia de Badajoz que fue el último bastión donde estuvieron los Caballeros del Templo. Destacan las torres de sus iglesias, que hacen que el skyline de Jerez de los Caballeros sea algo único en Extremadura.

Badajoz

Fundada por Ibn-Marwán en el S.IX mantiene una de las alcazabas de mayor tamaño de Europa, cuyo entorno sufrió algunas modificaciones siglos después para proteger la ciudad durante la Guerra de Sucesión Española (S.XVIII) o Guerra de la Independencia (S.XIX), por poner algunos ejemplos.

Elvas

Ciudad portuguesa declarada Patrimonio de la Humanidad en 2012, mantiene su carácter defensivo con varias estructuras, entre las que destacan sus fortalezas (la de Nuestra Señora de Gracia es la mayor del mundo en su tipología), pero sus iglesias, el acueducto de Amoreria, el Cementerio de los ingleses o sus callejuelas, no te dejarán indiferente.

Monsaraz

Pequeña localidad portuguesa que cuenta con recinto amurallado, castillo, suelos de las calles hechos con pizarra y casas pequeñas de color blanco. Desde su posición, se controla un gran territorio, destacando las vistas del embalse de Alqueva, el mayor embalse de la Europa Occidental.

Además, si coincide que sea diciembre o la primera semana de enero, encontrarás por sus calles un Belén muy singular que dota a la villa de un encanto aún más especial.

Olivenza

Está considerado el pueblo más portugués de toda Extremadura y es que durante unos 600 años perteneció a Portugal, aunque a comienzos del S.XIX (1801), pasó a formar parte del territorio español y debido a los permanentes conflictos durante mucho tiempo entre los dos países, mantiene también parte de su fortificación y foso. La influencia portuguesa está en todos los rincones del pueblo: calles empedradas, estilo manuelino en muchas puertas y fachadas, gastronomía, etc. A destacar también el Museo Etnográfico «González Santana», uno de los mejores ejemplos en su tipología de todo el país.

A pesar del mal tiempo que hizo el sábado, las ganas de pasarlo bien no faltaron. Gracias por contar conmigo para vuestra visita.

Como veis, lo de Mérida y Más, no es por casualidad. Si os interesa realizar visitas guiadas en estas localidades o en otras, no dudéis en contactar conmigo y os daré presupuesto sin compromiso.

info@meridaymas.com // 646 938 602 – Pilar Fuentes

Una Puerta de la Villa sin puerta

La foto de portada de esta entrada está tomada en la denominada Puerta de la Villa, aunque puerta, lo que se dice una puerta no vemos, porque a penas quedan restos y están bajo nuestros pies y en un solar de la misma plaza. Pero ahí están, y de ahí el nombre de este lugar de la vida cotidiana de Mérida.

Mérida contaba con cuatro puertas principales (y unas cuántas secundarias) en la muralla de la que os hablaba el otro día, ¿cómo si no iban a entrar y salir la gente de la colonia romana? Cada una de ellas, siguiendo el patrón habitual, estaría ubicada en un punto cardinal, pero en Mérida, no. Pero no penséis que se trata de un error de cálculo ¡menudos eran estos romanos! Está más bien relacionado con la propia disposición de la ciudad, aunque ese es otro tema.

Pero, ¿dónde están ubicadas esas puertas respecto a la Mérida actual?

  • Puerta de la Villa
  • Zona de la Casa del Mitreo – Plaza de Toros
  • Frente al puente del Albarregas
  • Puente romano

La del puente romano es la única que puede observarse hoy en día, mejor dicho, lo que queda de ella, en el interior de la alcazaba. Únicamente se conserva parte de su planta (cosas del S.IX), pero sí podemos saber cuál era su aspecto porque su imagen, podemos encontrarla en muchos sitios de Mérida.

Vista parcial de los restos que se conservan de la puerta de acceso a la colonia de Augusta Emerita desde el puente romano. A pesar de todo, hay muchas curiosidades en estos restos. Fotografía: Pilar Fuentes.

Por cierto, la fuente de la Puerta de la Villa representa a la Arqueología (obra del escultor emeritense Juan de Ávalos). La escultura y la peana son también un homenaje a dos personas, José Ramón Mélida y Maximiliano Macías, artífices de los trabajos arqueológicos que comenzaron en 1910 y que cambiaron para siempre el futuro de la ciudad.

Se me olvidaba deciros que si queréis que os diga dónde podéis encontrar esa imagen de la puerta del puente, contad conmigo, estaré encantada de acompañaros en su búsqueda por la ciudad.

Gracias por pasaros por aquí.

info@meridaymas.com // 646 938 602 – Pilar Fuentes

¡Menuda muralla!

Hace un par de entradas, os di unas pinceladas sobre el cuándo, quiénes y cómo se fundó la ciudad de Augusta Emerita, en la que tendría un papel importantísimo la muralla.

La muralla de Mérida fue la primera construcción que empezó a erigirse en la ciudad, al fin y al cabo, delimitaba el espacio sagrado que era la colonia y su trazado había sido establecido en el ritual de fundación de la colonia.

Pero, ¿qué sabemos sobre la muralla si a penas quedan restos visibles en la ciudad? Pues más de lo que podáis pensar: que tardó en construirse, según algunos autores, entre 25 y 30 años; que llegó a tener un perímetro de algo más de 4 km de longitud, que su anchura media es de aproximadamente 2,70 metros y que pudo alcanzar entre 8 y 10 metros de altura en algunos puntos.

A día de hoy, podemos observar algunos restos de lo que fue la muralla de Mérida en algunos puntos de la ciudad, destacando los vestigios existentes junto al anfiteatro, en el Área Arqueológica de Morerías y en la Alcazaba.

Interior de la Alcazaba. Los sillares de granito son de época romana pero fueron reutilizados por los visigodos en el S.V para reforzar la muralla fundacional romana, que es el lienzo que vemos más a la derecha. Fotografía: Pilar Fuentes.

Lamentablemente, la propia historia de la ciudad (especialmente la del S.IX) ha hecho que a penas se hayan conservado algunos tramos, pero no por ello dejan de ser importantes.

La muralla fundacional de Agusta Emerita tiene muchísimas curiosidades más. Yo, puedo contároslas. ¿Os animáis? En cualquier caso, muchas gracias por pasaros por aquí y si queréis, podéis comentar y/o compartir.

info@meridaymas.com // 646 938 602.

Mundo Funerario Emeritense

Los pasados días 30 y 31 de octubre de 2019 tuve la oportunidad de asistir a una de las muchas actividades que organiza el Museo Nacional de Arte Romano, el Seminario «Mundo Funerario Emeritense: Monumentalización y Áreas».

Durante las dos sesiones aprendí más sobre los diferentes tipos de elementos vinculados con los enterramientos romanos y las inscripciones que en ellas suelen aparecer pero también, de la importancia de algunas áreas de la ciudad de Augusta Emerita, de cómo la moneda que solían poner a los finados para que pagaran a Caronte a su paso hacia el más allá no siempre sirve para datar el enterramiento o por ejemplo, conocer algunas singularidades de las piezas más singulares en este aspecto que se conservan en el museo.

Algunas imágenes del Seminario «Mundo Funerario Emeritense». MNAR. Octubre 2019.

No solamente en el museo podemos aproximarnos a cómo los romanos concebían la vida y la muerte: el Centro de Interpretación «Los Columbarios», la Alcazaba y la Cripta de Santa Eulalia son solo algunos ejemplos en la ciudad.

Si quieres saber más sobre esta temática y sobre estas y otras áreas monumentales en tu próxima visita a Mérida puedes contactar conmigo a través del correo electrónico info@meridaymas.com y adaptaré el recorrido al tiempo del que dispongas e intereses.

Como siempre, gracias por dedicarme unos minutos de tu tiempo.

¡Queda fundada Augusta Emerita!

Nos tenemos que remontar al año 25 a.C. para que la ciudad hoy llamada Mérida, se fundara por orden del mismísimo emperador Octavio Augusto.

En ella se asentarán soldados veteranos del ejercito romano, en concreto de dos legiones: Legio V Alaudae y Legio X Gemina. ¡Una ciudad de jubilados! Sí, ese es más o menos, y simplificando mucho, el origen de Augusta Emerita, que fue el nombre que recibió la ciudad.

Pero es que además, los romanos, que eran especialmente supersticiosos, no van a fundar la ciudad de cualquier manera. De hecho, en el kit de inauguración no podía faltar un arado de bronce, una vaca y un toro o buey ( los animales no podían ser de cualquier color). Y bueno, tras realizarse unos surcos en el terreno y siguiendo las directrices del ritual, la ciudad quedaba fundada, aunque aún había que construirla. Pero, ¿por dónde empezar?

Si queréis saber más sobre la fundación de Mérida y otras curiosidades contad conmigo en vuestra visita. ¡Os espero!

Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada

info@meridaymas.com

El próximo 1 de noviembre, seréis parte de la Historia

Mármoles bimilenarios, puentes eternos, aljibes de cuento, mosaicos interminables, esculturas narradoras de la Historia… así es Mérida, ¿quieres ser parte de ella? Te propongo el siguiente plan para los días 1, 2 y 3 de noviembre:

  • Teatro – Anfiteatro. 1h15min aproximadamente.
    • 10:00h, 11:30h y 13:00h
    • 16:30h (Domingo 3)
  • Museo Nacional de Arte Romano. 1h30min aproximadamente
    • 16:00h (Viernes 1 y Sábado 2)
  • Centro Histórico de Mérida 1h30min. aproximadamente
    • 18:00h
    • Plaza de Margarita Xirgu, Calzada del Museo, Pórtico del Foro, Templo de Diana, Arco de Trajano, Santa Clara, Plaza de España, Conventual Santiaguista, Puente Romano y Loba Capitolina.

Para formalizar tu reserva únicamente tienes que rellenar el formulario que encontrarás al final, indicando cuántas personas participaríais. Puedes combinar el Tour 1 y el Tour 2, pero no te olvides de indicar la hora a la que queréis visitar el teatro.

Cada uno de los tours tiene un precio de 5€/persona (entradas al teatro-anfiteatro no incluidas), pero si decides realizar los dos, el precio será de 9€/persona y, si decides realizar los tres, 13€/persona. ¡Menores de 12 años, gratis! Consulta precios para grupos.

¡Os espero!

A %d blogueros les gusta esto: